Durante un tiempo trabajé en una tienda de fotografía y vi miles de fotos que la gente tenía para imprimir. La mayoria de ellas eran retratos que se hacian al momento y muchos de ellos en pésimas condiciones de luz. Claro está que no todo el mundo tiene conocimientos de fotografía y por eso me he propuesto escribir  este post para facilitar al usuario como afecta la luz natural en los retratos. En este ejemplo estaba fotografiando a mi hijo en el patio de la abuela. Eran las 12h aproximadamente, no es una hora aconsejable ya que el sol está cayendo en cenital encima nuestro y la luz es muy dura. Pero de esta manera verás como afecta de forma drástica la colocación del sujeto respecto a la luz. Imagína un enorme reloj en el suelo. Tú eres el centro de las agujas. Coloca al sujeto a tus 12h de cara al sol. Mi posición de salida era con el sol a mi espalda. El sujeto tiene el sol de cara. Podemos identificar la posición de la luz porque las sombras se proyectan hacia abajo. Fíjate en la proyección de la sombra de la nariz, es corta  y se proyecta por debajo de ella. Como ya he mencionado antes, la luz es intensa y el sujeto tiende a cerrar un poco los ojos y forzar la expresión facial.

Ahora coloca al sujeto a tus 3. Levanta tu brazo derecho en posición horizontal y sitúalo a la misma distancia de la toma anterior.  El sol está en el lado izquierdo de la foto, es decir, en el lado derecho de su cara. La sombra se proyecta lateralmente en diagonal. Los ojos los tiene abiertos y su expresión no es tan forzada.

Ahora haz que tu sujeto se coloque a las 6. Es decir a tus espaldas. El sol está de espaldas a él, la cara la tiene totalmente en sombra y fíjate como se le ilumina el pelo. ¡Queda muy bonito!, ¿Verdad?. Se puede ver la proyección de la sombra en su cuello. La expresión de su cara es natural, sin forzados. El sujeto se siente cómodo delante de la cámara. Prueba esta posición del sujeto con la luz de las 18h de la tarde. La luz a esa hora es más suave y más anaranjada y da un resultado muy bonito en los retratos. Es una de las mejores horas para fotografiar a tus modelos en la calle.

Ahora, sitúalo a las 9. La luz también incide laterlamente. Tiene la sombra en el lado contrario de su cara, en el lado izquierdo de la foto. El resultado sería semejante al sujeto colocado a las 3.

Revisa las cuatro fotos que acabas de tomar, y decide cuál de ellas presenta la iluminación más adecuada para el resultado que estamos tratando de lograr. Para muchas personas entender  la calidad y dirección de la luz es algo que ha aprendido a partir de practicar mucho con su cámara.  Si practicas mucho comenzarás a ser capaz de “ver” la luz de manera intuitiva. Este es un ejercicio muy simple  para empezar a entrenar tus ojos. Así que mi recomendación del día es que le propongas a un amigo o familiar que pose para ti y empieces a fotografiarle en exteriores.

Por cierto, me encantará ver ese resultado así que te agradeceré que me dejes un comentario cuando hayas hecho la práctica.

¡Hasta la próxima!