Las sesiones de Smash Cake son divertidas y muy dulces. Sesiones realizadas para niños de 1-2 años. Se trata de que lo pasen bien, de que se pringuen y disfruten de ese momento único y exclusivo para ellos. Pero no todos los niños son iguales así que respetamos su manera de proceder, pues viene a disfrutar. Siempre planeamos la sesión como un juego para ellos, para que transmitan en las fotos aquello que a los padres les gusta ver “como disfruta su hijo/a”.

Disponemos de 4 atrezzos diferentes en el estudio para que podáis elegir entre ellos, aunque nos gusta oír siempre si tenéis alguna idea específica para decorar el set de vuestro hijo/a.

 

Reserva tu sesión

Ponte en contacto con nosotros y te informaremos.