Como fotografiar a tus hijos

Cuando hablo con mis amigas sobre nuestros hijos siempre me acaban preguntado:-Oye, ¿Cómo te lo montas para que tu hijo se quede quieto delante de la cámara?. Tenemos la tendencia de querer que nuestros pequeños salgan quietos y sepan posar delante de la cámara. Pero son niños y se comportan como tal. Pues saquémosle partido a esa vitalidad que tienen. Aquí van algunos de los consejos que yo utilizo para fotografiar a mi hijo.

  • LUZ NATURAL_ Busca un sitio en tu casa donde tu hijo se sienta agusto y donde tenga mucha luz natural Por ejemplo, a la sombra de la terraza o en cerca de una ventana donde no le de el sol directo. Puede resultar dificil pero seguro que algún rinconcito tienes. Colócale sus juguetes favoritos y deja que interactúe con ellos. Su habitación, su casa, es su zona de confort así que es donde te va a demostrar delante de la cámara tal como es él.

  • ARREGLA A TU HIJO_ Colócale la ropita que mejor le quede. Limpiale bien la cara, quítale los moquitos y peinale. Si tienes algún complemento que le agrade ponerse como gafas, gorrito aprovecha a fotografiarlo. O si es verano, aprovecha para hacerle las fotos descalzo y con el pañal. Salen muy graciosos enseñando las mollejas que tienen.

  • PRIORIDAD DE APERTURA_ Mientras tu hijo está pululando por casa, pensando en alguna trastada que hacer, prepara tu cámara. Ten cargada la batería y tu tarjeta puesta. Revisa que esté formateada y tengas almacenaje suficiente. Nunca se sabe cuantas fotos vas a disparar. Si no eres un experto en Manual, te aconsejo que dispares en semi-automático, Prioridad de Apertura ( A en Nikon y Av en Canon), a un 4.5 estaría bien, pero si tu objetivo te lo permite intenta disparar a 2.8. Pon en tu cámara el enfoque automático y Balance de Blancos automático. Cuanto más fácil te lo pongas todo menos problemas surgirán.

  • PRIORIDAD DE OBTURACIÓN_ Si disparas en semi automático la cámara te disparará con una velocidad X para que la foto quede compensada de luz. Ten en cuenta que si tu hijo sale corriendo, posiblemente te quede la foto movida. Para escenas de movimientos rápidos tendrás que subir la velocidad a 1/125 como mínimo.

  • CREA UN AMBIENTE PARA ÉL_ Lo mejor es crear un  ambiente infantil de juego. Yo siempre tengo “La cajita de los tesoros”. Dentro guardo algunos muñequitos que compro o objetos de colorines, cositas que le llame la atención. Cuando estoy haciéndole fotos y veo que está demasiado pendiente de la cámara, saco la cajita de los tesoros, se la abro y dejo que empiece a investigar y a jugar. Es ahí cuando veo que puedo retratar la naturalidad de un niño. A los bebés de uno o dos añitos les encanta que les tapes con alguna manta o en la cama con las sábanas, ponte a su altura y tápate y destápate con él. Luego deja que juegue solo y aprovecha para sacarle fotos. Te aconsejo que pongas unas sábanas completamente blancas  en la cama, el blanco es un buen reflector. Ten en cuenta que cuando se tape y estés debajo con él, la medición de tu cámara cambiará. Tendrás que abrir diafragma y poner una velocidad más rápida.

  • BEBÉS DE POCO MESES_ Es una gozada poder fotografiarlos cuando apenas se mueven porque tienes una preocupación menos. Cuando son tan bebés te aconsejo que sitúes al bebé en una zona bien iluminada. Ponle una manta en el suelo o en el sofá de tu casa cerca de la ventana donde entre mucha luz, corre la cortina para que la luz sea difusa y no se cuele ningún rayo de sol directo y fotografíale en cenital. Es decir, sitúa la cámara encima de él. Ten en cuenta el punto 2 antes de hacerle fotos. Hazle muecas, llámale, dile cosas bonitas e intenta fotografiar su sonrisa y sus expresiones faciales. También es un buen ejercicio para empezar a acostumbrar a tu hijo a que se familiarice con la cámara de fotos.

  • EN EXTERIORES_ Lleva a tu hijo a un parque y observa con atención como disfruta tirándose por el tobogán, columpiándose… Lo mismo si vas a la playa verás como se sumerge en su mundo de castillos de arena…Aprovecha esos momentos para hacerle fotos ya que puedes congelar momentos muy divertidos.

Y hasta aquí algunos de los consejos que suelo aplicar a mis fotografías. Espero que te hayan servido de ayuda y que puedas sacar fotografías preciosas. Me muero de ganas por verlas así que déjame un comentario con tu link por si las cuelgas en las redes sociales.

¡Hasta pronto!

¿Quieres más consejos de fotografia para sacar bonitas fotos de tus seres queridos? Regístrate en mi web y consigue tu guia gratis para mejorar tus fotos en una semana.

 

Cómo entender la luz natural en los retratos.

Durante un tiempo trabajé en una tienda de fotografía y vi miles de fotos que la gente tenía para imprimir. La mayoria de ellas eran retratos que se hacian al momento y muchos de ellos en pésimas condiciones de luz. Claro está que no todo el mundo tiene conocimientos de fotografía y por eso me he propuesto escribir  este post para facilitar al usuario como afecta la luz natural en los retratos. En este ejemplo estaba fotografiando a mi hijo en el patio de la abuela. Eran las 12h aproximadamente, no es una hora aconsejable ya que el sol está cayendo en cenital encima nuestro y la luz es muy dura. Pero de esta manera verás como afecta de forma drástica la colocación del sujeto respecto a la luz. Imagína un enorme reloj en el suelo. Tú eres el centro de las agujas. Coloca al sujeto a tus 12h de cara al sol. Mi posición de salida era con el sol a mi espalda. El sujeto tiene el sol de cara. Podemos identificar la posición de la luz porque las sombras se proyectan hacia abajo. Fíjate en la proyección de la sombra de la nariz, es corta  y se proyecta por debajo de ella. Como ya he mencionado antes, la luz es intensa y el sujeto tiende a cerrar un poco los ojos y forzar la expresión facial.

Ahora coloca al sujeto a tus 3. Levanta tu brazo derecho en posición horizontal y sitúalo a la misma distancia de la toma anterior.  El sol está en el lado izquierdo de la foto, es decir, en el lado derecho de su cara. La sombra se proyecta lateralmente en diagonal. Los ojos los tiene abiertos y su expresión no es tan forzada.

Ahora haz que tu sujeto se coloque a las 6. Es decir a tus espaldas. El sol está de espaldas a él, la cara la tiene totalmente en sombra y fíjate como se le ilumina el pelo. ¡Queda muy bonito!, ¿Verdad?. Se puede ver la proyección de la sombra en su cuello. La expresión de su cara es natural, sin forzados. El sujeto se siente cómodo delante de la cámara. Prueba esta posición del sujeto con la luz de las 18h de la tarde. La luz a esa hora es más suave y más anaranjada y da un resultado muy bonito en los retratos. Es una de las mejores horas para fotografiar a tus modelos en la calle.

Ahora, sitúalo a las 9. La luz también incide laterlamente. Tiene la sombra en el lado contrario de su cara, en el lado izquierdo de la foto. El resultado sería semejante al sujeto colocado a las 3.

Revisa las cuatro fotos que acabas de tomar, y decide cuál de ellas presenta la iluminación más adecuada para el resultado que estamos tratando de lograr. Para muchas personas entender  la calidad y dirección de la luz es algo que ha aprendido a partir de practicar mucho con su cámara.  Si practicas mucho comenzarás a ser capaz de “ver” la luz de manera intuitiva. Este es un ejercicio muy simple  para empezar a entrenar tus ojos. Así que mi recomendación del día es que le propongas a un amigo o familiar que pose para ti y empieces a fotografiarle en exteriores.

Por cierto, me encantará ver ese resultado así que te agradeceré que me dejes un comentario cuando hayas hecho la práctica.

¡Hasta la próxima!